La Subdelegación apoya la concesión de la residencia a los senegaleses que auxiliaron a Samuel

La acera de Buenos Aires, donde falleció Samuel, sigue cubierta de flores | javier alborés
|

La subdelegación del Gobierno remitió ayer a la Secretaría de Estado de Migraciones el informe favorable para la concesión de la residencia a los dos inmigrantes irregulares que auxiliaron a Samuel Luiz, la víctima de la mortal agresión del pasado 3 de julio en el Paseo Marítimo. Las amigas de la víctima, algunas de las cuales habían estado presentes durante el suceso, habían solicitado esta medida. La subdelegada del Gobierno, María Rivas López, destacó que los dos senegaleses merecen el reconocimiento oficial por parte del Estado por “la actitud mantenida durante el tumulto” que concluyó con la muerte de Samuel Luiz, un joven de 24 años.


El crimen, que ha provocado una gran atención pública por sus connotaciones presuntamente hómofobas (el fallecido era homosexual y uno de los agresores le había llamado “maricón” durante el altercado) también ha servido para sacar a la luz la situación precaria de estos dos individuos, que se hallaban presentes y que intervinieron en un primer momento. Por ese motivo, Rivas alude a las circunstancias excepcionales que caracterizan a esta solicitud de residencia, toda vez que ambas personas pusieron de manifiesto una “destacada actitud humanitaria, poniendo incluso en riesgo su vida”.


En riesgo de su vida

A la hora de justificar su decisión, Rivas se apoya en un informe complementario realizado por la Brigada de la Policía Judicial de la Policía Nacional, que significa que uno de ellos cuenta con la condición de víctima, además de testigo, al haber sido también agredido mientras trataba de socorrer al fallecido “poniendo por tanto en riesgo su propia vida”, según el Gobierno.


En el informe del área de Extranjería de la Subdelegación del Gobierno y suscrito por María Rivas se recomienda también que las autorizaciones de residencia de la autorización de Ibrahima y Magatte lleven aparejadas las autorizaciones de trabajo, toda vez que figura acreditada una oferta de empleo para ambos. De esta manera, a través del área de Extranjería, se inició de oficio, y de acuerdo con la Secretaría de Estado de Migraciones, el proceso de solicitud de residencia.


Con esta medida, tal como significa la subdelegada del Gobierno, se pretende reconocer y premiar los valores humanos de las dos personas que arriesgaron sus propias vidas por defender a Samuel (hay que recordar que eran varios los supuestos agresores). Una vez remitido el informe desde la Subdelegación será ahora la Secretaría de Estado de Migraciones la encargada de concluir el proceso de posible regularización administrativa de las dos personas.


La Audiencia Provincial se niega a levantar el secreto de sumario “por la gravedad del delito”

La Audiencia Provincial de A Coruña falló en contra de alzar el secreto de las actuaciones en el caso de Samuel Luiz por “la gravedad del delito” y por una serie de diligencias de investigación pendientes “de carácter indudablemente urgente”, informa el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.


Esta medida, que es temporal, impide a las partes personadas en el caso acceder al contenido de las diligencias de investigación practicadas hasta el momento. La Audiencia desestima así el recurso interpuesto por la Fiscalía lo que significa que ha dejado sin efecto el auto dictado el 14 de julio por el Juzgado de Instrucción número 8, que levantaba el secreto de las actuaciones policiales.


El tribunal ha tenido en cuenta “la gravedad del delito principal objeto de investigación, la pluralidad de implicados y la existencia de una serie de diligencias de investigación policiales y judiciales pendientes de práctica y de carácter indudablemente urgente”. Además, indica en el auto que esta situación de secreto “debería prolongarse, al menos, hasta que se realicen los actos de instrucción sustanciales”.

La Subdelegación apoya la concesión de la residencia a los senegaleses que auxiliaron a Samuel