Preparación con incertidumbre para unas fiestas todavía sin programa

El escenario de las fiestas luce la imagen de la escultura de María Pita del artista Hector Francesch | Patricia g. fraga
|

Como ya viene siendo habitual por estas fechas, unos se preguntan cual será la programación de las fiestas de María Pita, mientras otros tantos critican la falta de celeridad en tal anuncio.


La primera cuestión aumentaba ayer entre los coruñeses y turistas que paseaban por la plaza de María Pita y observaban como los operarios levantaban el tradicional escenario que acoge las actuaciones más significativas de las fiestas municipales de agosto.


El escenario se levantaba y vestía ayer sobre la plaza, dejando ver que junto al logo de las fiestas luce una reproducción de la escultura de María Pita diseñada por el artista coruñés Héctor Francesch.


El apartado de críticas este año lo ha levantado el PP, que ayer se preguntaba si la “gran novedad” de este año será el “factor sorpresa” de no conocer el calendario de actuaciones y actividades para esta época festiva.


Viaje en el tiempo

Los populares criticaban ayer que, a falta de diez días para que den comienzo las fiestas, no se conoce nada de los actos festivos: ni si habrá pregón, ni como se distribuirán las actuaciones. Lo único que se conoce hasta ahora son los conciertos que protagonizan el festival Noroeste.


Pero, al igual que el año pasado, la incertidumbre que causa el coronavirus hace que se retrase el estreno de la programación. Cabe recordar que el año pasado conocimos el programa a fondo en los últimos días del mes de julio, en concreto el día 28.


Pero no es algo anómalo el dejar las cosas para el último día, y el calendario de las fiestas es algo que se suele retrasar a menudo. Hace dos años fue la convocatoria electoral y el cambio de bastón de mando lo que provocó que el grueso de las actividades se conociesen sobre la bocina, en concreto, se presentó dicho programa el día 30 de julio, a pesar de que la pregonera de las fiestas, la escritora Nieves Abarca, se conoció un par de semanas antes.


Hace tres años eran los propios socialistas los que, por estas fechas, demandaban conocer en qué consistirían las fiestas. Fue dicho y hecho, ya que su petición se hizo el día 22 y el Gobierno local presentó el programa al día siguiente. Viajando un poco más, podemos recordar que hace cuatro años la programación se supo trece días antes del comienzo y, hace cinco, once días antes.

Preparación con incertidumbre para unas fiestas todavía sin programa