Una banda croata de mujeres actúa en A Coruña con siete pisos robados en un fin de semana

Policías nacionales se forman en apertura de cerraduras | patricia g. fraga
|

Los inspectores de la Policía Nacional se encuentran tras la pista de una banda de mujeres de nacionalidad croata que está llevando a cabo una serie de robos con fuerza en pisos por toda la ciudad. Solo el fin de semana pasado, se recibieron en comisaría siete denuncias, y se espera que este fin de semana vuelva a actuar la banda, compuesta por mujeres. Por lo menos, mayoritariamente.

De momento, se ignora el botín cuando han conseguido acumular en sus allanamientos. Las autoridades creen que pueden haber llegado a la ciudad hace unos diez días, y apuntan que están utilizando el método del resbalón, preferentemente, para irrumpir en los domicilios ajenos. 


Las investigaciones apuntan a que el método que utilizar para colarse en
los domicilios es  el del resbalón 



Este sistema consiste en utilizar una tira de plástico para introducirla entre el marco y la puerta, para retirar el resbalón, la pieza móvil que se inserta en el marco. Se trata del método más básico y más antiguo que han utilizado los ladrones de pisos tradicionalmente. Neutralizarla es muy fácil: basta con cerrar con llave, que es por lo que la Policía Nacional recomienda adoptar esta precaución cada vez que salimos de casa.

Normalmente, estas mujeres actúan por parejas, y introduciéndose en pisos que están vacíos aprovechando que sus ocupantes se encuentran fuera, disfrutando del fin de semana o de vacaciones. Apenas necesitan unos minutos para dirigirse al dormitorio principal donde se encuentran las joyas, que es su objetivo principal: cualquier objeto de oro que sea fácilmente transportable y que puedan vender.


Descenso de allanamientos


La pandemia había provocado un descenso considerable en el número de robos en la ciudad. De hecho, en el primer trimestre de este año solo se denunciaron 36, según las estadísticas del Ministerio de Interior, lo que supone una de las reducciones más importantes con respecto al mismo período del año pasado, que ya fue bastante bajo, con solo 63 robos denunciados. Sin embargo, los expertos en esta clase de delincuencia señalan que a medida que se relajan las restricciones, crece la actividad, y no solo la legal, así que se espera que los robos continúen.

Por otro lado, no es la primera vez que la ciudad recibe la visita de ladronas procedentes de Europa del Este. De hecho, en 2014, la Policía Nacional registró una ola de robos protagonizada por una banda con varias mujeres como integrantes. “Para esta clase de trabajos no se necesita fuerza, solo habilidad”, explican. A menudo, se hacen pasar por turistas, y se instalan en pisos, evitando hoteles y pensiones. 

Una banda croata de mujeres actúa en A Coruña con siete pisos robados en un fin de semana