El área sanitaria cierra la semana tras anotar casi medio millar de contagios

|

Continúa el ascenso de casos en el área sanitaria, que cerró la semana con 883 infecciones activas (+62) y con la incidencia acumulada al alza en el área de A Coruña. Además, el número de nuevos contagios computados en los últimos siete días se acerca al medio millar (482) tras sumar 91.


Además, sgún la información actualizada del Servicio Galego de Saúde, también empeora la situación en los hospitales, donde atienden cuatro casos más que el sábado al pasar de 18 a 22, aunque no varía el dato confirmado el sábado de tres en la UCI.


Así, los hospitalizados en el Complxexo Hospitalario Universitario de A Coruña se elevan a 21 (18 en camas y 3 en UCI). No cambia nada en el Virxe da Xunqueira de Cee, con un único ingresado diagnosticado de covid-19.


En este momento, la de A Coruña-Cee es la segunda área sanitaria más afectada de Galicia, solo por detrás de la de Vigo.


En cuanto a la incidencia acumulada, el número de infecciones por cada 100.000 habitantes, sigue subiendo en A Coruña, donde se sitúa de nuevo por encima de los 150 tras contabilizar 405 contagios en dos semanas y 223 en los últimos siete días, según los datos aportados por el Sergas.


Municipios

También sigue creciendo en el área metropolitana, donde solo Abegondo, Bergondo y Carral registran menos de diez contagios en catorce días, mientras que la incidencia supera los 200 en Culleredo, el único que está en nivel medio de restricciones, en Oleiros y en Betanzos, donde se suman además los cinco positivos detectados el cribado realizado tras el positivo de un empleado en la Residencia García Hermanos. En Sada y en Arteixo, aunque aumenta, lo hace en niveles inferiores que el resto de ayuntamientos del área urbana de A Coruña.


En la comarca de Betanzos, por su incidencia destacan Miño, donde se detectaron 17 casos en los últimos catorce días, tres en una semana, y Curtis (15 en dose semanas y tres en esta última) indica el Sergas.

Además, la organización ecologista WWF denunció la aparición de un nuevo brote de coronavirus en una granja de visón americano situada en el municipio de Carral y pidió el cierre inmediato de estas instalaciones, como en casos anteriores de infecciones de covid-19. Según indican los ecologistas en un comunicado, la cría de visones americanos en cautividad con destino a la industria peletera y de la moda constituye “una bomba biológica” en tiempos de pandemia “que amenaza la naturaleza y pone riesgo nuestra salud”, señaló WWF.


En este sentido, reiteran que que estas granjas peleteras “ya han sido prohibidas y cerradas en varios países europeos” y que Galicia concentra el 90% de las que existen en España.

El área sanitaria cierra la semana tras anotar casi medio millar de contagios