La quinta ola que nadie quiere evitar

Una mujer recibe la vacuna en Pontevedra | aec
|

Todo el mundo habla de que estamos en la quinta ola del coronavirus. La verdad es que no se sabe muy bien cuántas llevamos, lo que es evidente es que algo está pasando para que el nivel de los contagios nos lleven a datos que no se veían desde el mes de febrero. Y lo más incomprensible es que este nuevo incremento de positivos se produce cuando comienza a haber un porcentaje de vacunados nada despreciable (en Galicia estamos hablando de que prácticamente la mitad de la población está ya inmunizada). Los expertos lo tienen claro. Hablan del verano, del aumento del contacto entre personas y, por supuesto, de esa decisión de sacarnos las mascarillas como si llevar la protección fuese la más dura de las condenas. La cuestión es que, pese a que los casos se están disparando parece que nadie quiere hacer nada y lo peor es que se nos acaba el tiempo.

La quinta ola que nadie quiere evitar