Aprobado el nuevo Presco, que entra en vigor este verano y que cuenta con 6,2 millones de dotación

El Gobierno local, a punto de entrar en el salón de plenos ayer | javier alborés
|

La corporación municipal aprobó ayer en el pleno ordinario la segunda convocatoria del Plan de Reactivación Económica y Social (Presco), que ascenderá a 6.260.000 euros –cuatro millones serán para 2.000 ayudas directas– y del que se podrán beneficiar miles de autónomos y ciudadanos.


El portavoz del Ejecutivo local, José Manuel Lage Tuñas, destacó la importancia de este nuevo plan, que entrará en vigor este verano. Los bonos serán similares a los del primer Presco, con novedades: uno para comercio –descuentos de 10 euros por cada 30 de compra–, otro para hostelería –descuento del 40% desde los 10 euros de compra–, otro para cultura –un 30% desde los 10 euros gastados– y los nuevos, el de peluquería –descuento del 30% por 20 euros de compra– y el de taxi –30% desde seis euros consumidos–.


“Chega con meses de atraso e coa metade dos fondos do ano pasado, seis millóns fronte a 13,5, pero é mellor este plan que ningún plan”, dijo María García, de Marea Atlántica, mientras que el portavoz nacionalista, Francisco Jorquera, alegó que “é mellor un Presco insuficiente que un Presco inexistente”, aunque criticó la “lentitude e falta de dilixencia” en su tramitación. El PP y la edil no adscrita, Isabel Faraldo, se sumaron a estas quejas.


Mociones

Los grupos de la oposición llamaron la atención sobre cuestiones como el precio de la luz, el funcionamiento del servicio 010 y de Correos, los barrios de Bens y Mesoiro o las deficiencias de accesibilidad en la ciudad.


El grupo municipal del Partido Popular, además, presentó una iniciativa para evitar el cierre nocturno del aeropuerto de Alvedro. “A solución non é pechar, é facer canto sexa necesario para mitigar a pegada sonora”, dijo la popular Nazareth Cendán.


Pese a ser un pleno cordial y con mayoría de aprobaciones por unanimidad, la polémica estuvo servida tras una intervención de Claudia Delso, de Marea Atlántica, que dedicó su turno para debatir la moción del 010 –presentada por el BNG– a denunciar el crimen de Samuel Luiz y lamentar la violencia contra el colectivo Lgtbiq y otro tipo de actitudes de odio como el machismo.


La alcaldesa, Inés Rey, tuvo que pararla cuando superó su tiempo, además de afearle no haber mencionado la moción a debatir. Delso pidió terminar su discurso y Rey dio por zanjado su turno, por lo que Marea Atlántica denunció en su Twitter que la regidora había cortado el discurso de recuerdo al joven Samuel. Rey lamentó que “se intente utilizar políticamente un tema tan sensible”.


BNG y Marea preguntaron por la destitución de Lanzada Calatayud en el Consorcio de Turismo, que el edil de Turismo, Juan Ignacio Borrego, adujo a una simple “reestructuración” en la entidad. “Hai momentos nos que non se pon en cuestión a capacidade e valía das persoas. Neste caso se viu conveniente un cambio de rumbo e novas estratexias. Agradezo a honestidade e a axuda de Lanzada Calatayud e deséxolle o mellor no seu futuro laboral e, por suposto, persoal”, dijo Borrego.

Aprobado el nuevo Presco, que entra en vigor este verano y que cuenta con 6,2 millones de dotación