Yolanda Díaz sigue siendo fiel a sus ideas

|

A Yolanda Díaz no se le puede reprochar que pisar moqueta le haya hecho olvidarse de sus convicciones ideológicas. Igual por eso es la líder política mejor valorada. La coherencia gusta y la sensación de que no intentan engañarnos, también. Aunque ya sabemos que no es recomendable poner la mano en el fuego por nadie. El caso es que desde su posición en el Ministerio de Trabajo defiende la subida del salario mínimo usando a su favor la concesión de los indultos a los presos del procés que tanto enorgullece a Pedro Sánchez. Le pide al presidente la misma “valentía” para mirar por los más débiles, apelando a su condición de líder de un Gobierno progresista. Bien jugado. Lo que no está tan claro es su vaticinio de que en 2023 al Ejecutivo no se le juzgará por los indultos sino por estar o no al lado de la gente que sufre. Lo de Cataluña todavía puede dar mucho de sí y no necesariamente para bien. FOTO: Yolanda Díaz, de momento, no cambia su mensaje | EFE

Yolanda Díaz sigue siendo fiel a sus ideas