Muere un joven de 24 años tras recibir una paliza de madrugada en la avenida de Buenos Aires

El suceso tuvo lugar en la avenida de Buenos Aires en torno a las tres de la madrugada | javier alborés
|

Un joven de 24 años falleció ayer a consecuencia de una grave agresión ocurrida a las tres de la madrugada en la avenida de Buenos Aires. La víctima, que había sido trasladada al Chuac inconsciente y con latidos débiles, nunca llegó a recuperar el conocimiento antes de morir e ingresó cadáver en el centro médico.

El presunto homicidio está siendo investigado por los inspectores de la Policía Nacional, y durante la jornada de ayer no se había confirmado ninguna detención, pero sí han trascendido algunos detalles gracias a la presencia de testigos.

Se cree que la víctima podría estar grabando a los sospechosos (cuyo número no se ha especificado todavía, pero que podrían rondar los cuatro individuos) lo que desató el enfrentamiento. Tras un breve intercambio de palabras se llegó a las manos y los sospechosos habrían pegado varias veces a la víctima, incluso mientras estaba en el suelo, según las primeras informaciones. Después de dejarle malherido, se llevaron el móvil en cuestión. Las autoridades ignoran si se trató de un robo o es que simplemente querían hacerse con las imágenes que el fallecido habría grabado. En cualquier caso, los testigos llamaron a los servicios de emergencia y los primeros en personarse fueron los agentes de la Policía Local, así como Urgencias Médicas, que rápidamente trasladaron a la víctima al hospital, ya con un pronóstico muy grave, puesto que presentaba varios traumatismos. Los mismos testigos habrían identificado a los sospechosos, por lo que se espera que se produzcan detenciones en las próximas horas.

Desde la institución benéfica y social Padre Rubinos lamentan el fallecimiento del joven, que trabajaba en el centro como auxiliar de clínica.


Por otra parte, a las 14.00 horas se produjo un altercado entre dos hombres en un piso de Monasterio de Bergondo. Al personarse la Policía, uno de ellos se arrojó por la ventana, rompiéndose un brazo.

Muere un joven de 24 años tras recibir una paliza de madrugada en la avenida de Buenos Aires