Mohoric gana, el líder Van der Poel rompe el Tour y Roglic cede a las heridas

|

El ciclista esloveno Matej Mohoric (Bahrain-Victorious) ha ganado este viernes la séptima etapa del Tour de Francia, disputada entre Vierzon y Le Creusot sobre 249,1 kilómetros, la más larga de esta ronda gala y de bella factura, con un movimiento del líder Mathieu Van der Poel (Alpecin-Fenix), que sigue de amarillo, a más de 200 de meta que provocó una eterna lucha.


Oda al ciclismo más bello. Eso fue esta etapa. Un día en que, en la jornada más larga, sucedió de todo. Ganó Matej Mohoric para cerrar su triplete de etapas en las 'Grandes' --había ganado en Vuelta y Giro previamente--, pero lo mejor pasó por detrás.


Mohoric fue el mejor de una nutrida fuga, de muchos kilates, donde el líder Mathieu Van der Poel (Alpecin-Fenix) y su némesis Wout Van Aert (Jumbo-Visma) tuvieron incidencia al atacar, a más de 200 kilómetros de meta, y romper este Tour.


Por detrás, el UAE-Team Emirates del vigente campeón Tadej Pogacar se fundió en la persecución, pero fueron Primoz Roglic (Jumbo-Visma) o Geraint Thomas (INEOS Grenadiers) los que perdieron tiempo, fruto de sus caídas en días previos.


¿El valiente atrás? Un Richard Carapaz (INEOS) que atacó y se fue solo, aunque fue atrapado en meta por el resto de aspirantes, entre los que se mete Van Aert con su 'machada' y quien sabe si Van der Poel, agotado en meta tras la exhibición. Y esta oda al ciclismo llega justo antes de los Alpes, en un Tour que de seguir así podría dejar huella.


Mohoric gana, el líder Van der Poel rompe el Tour y Roglic cede a las heridas