Cómo cuidar tu piscina durante todo el año

|

El verano ya ha llegado y seguro que estás deseando darte un buen baño en la piscina para deshacerte un poco de las altas temperaturas, que en unas semanas serán aún más altas y te harán querer pasar el día en el agua. Para eso, es importante que hayamos seguido durante todo el año las recomendaciones adecuadas para que la piscina esté en perfectas condiciones y así, cuando vuelvan a llegar estas fechas, no haya ningún problema.



Antes, en las estaciones frías había que vaciar la piscina y volver a llenarla con la vuelta del verano o depurarla durante todo el año, lo que supone un proceso más costoso y poco respetuoso con el medio ambiente. Ahora se utiliza un método llamado hibernación, que permite mantener el agua en buenas condiciones de temporada en temporada. Tu mayor aliado en todas las estaciones será un cobertor piscina (si, en verano también) y a continuación os contaremos por qué.



¿Por qué usar un cobertor en verano?


En verano a todos nos gusta tener una piscina con el agua limpia y la temperatura perfecta. Para ambas cosas un cobertor nos ayudará más de lo que pensamos, a pesar de que solemos asociarlos al invierno.



Estos cobertores o lonas también se conocen como mantas o lonas térmicas, ya que ayudan a mantener una temperatura óptima durante todo el día, evitando el gran descenso de grados durante la noche y haciendo que sea lineal las 24 horas. Además, protegerá el agua de agentes externos como mosquitos, ramitas, hojas o cualquier tipo de suciedad.



Otra de sus ventajas es que evita la evaporación del agua. La opción más cómoda es adquirir un enrollador junto a la manta térmica para facilitar ponerla y quitarlasin esfuerzos. Al evitar la entrada de suciedad no tendrás que utilizar productos químicos para limpiarla. Lo que sí que tendrás que hacer es limpiar las paredes y el fondo, filtrar el agua, mantener los niveles de pH bajo control, desinfectar frecuentemente, limpiar a diario la bolsa de skimmer y cuidar el espacio que la rodea.



Estaciones frías


Para que sea posible tener una piscina en perfectas condiciones en verano debemos cuidarla durante todo el año. Para ello también recomendamos un cobertor cuya principal función es la misma que en los de verano, retener toda la suciedad que se dirija al agua de tu piscina, facilitando la puesta a punto en la siguiente temporada. Pero eso no es suficiente, para mantener la piscina en las estaciones frías debemos también:



  • Vigilar el correcto funcionamiento de los sistemas de filtrado, algo indispensable para el mantenimiento de una piscina.


  • Realizar el tratamiento necesario con cloro, que deberá realizarse durante unas 8 horas semanales, mucho menos que en verano.


  • Realizar dos tratamientos desinfectantes de cloro y alguicidas, sobre todo en aquellas piscinas rodeadas de vegetación.


  • Vigilar y regular los niveles de pH.



En cuanto al cobertor, también necesita unos cuidados especiales como:


  • Limpiar la cubierta con productos adecuados que no alteren las cualidades de éstas.


  • Es importante aclarar la cubierta antes de comenzar las tareas de mantenimiento, ya que sino la suciedad caería sobre la piscina.


  • Utilizar un tratamiento preventivo anti-moho, alargará la vida de tu cobertor.




Siguiendo estos consejos mantendrás tu piscina perfecta durante todo el año, sin complicarte demasiado y pudiendo ponerla en marcha de nuevo en cuanto quieras. A pesar de que en invierno nos pueda costar más porque el tiempo no acompaña, con la llegada del calor lo agradecerás.   


Cómo cuidar tu piscina durante todo el año