Colas en el Banco de España para cambiar las pesetas antes de que termine el plazo

|

Mañana es el último día en el que se cambian las pesetas y el público se ha apresurado a rebuscar en cajones y tarros esos billetes y monedas que había dejado olvidadas antes de que sea demasiado tarde. “Esto es típico de España”, comentaba un joven. Desde las ocho y media de la mañana se había formado una cola delante de la sede del Banco de España, en la calle Alameda. Pronto quedó claro que no podrían atender a todos antes de la hora de cierre, así que un guardia de seguridad les tranquilizó anunciando que seguirían abiertos hasta cambiar la moneda de los presentes.

En esa cola se podía encontrar gente venida de toda la provincia. “Yo vengo de Santiago. Esto es una vergüenza”, criticaba una señora. Traía pesetas que su hermana, residente en León, le había entregado. Los montantes variaban: 60, 150... Algunos preferían no decirlo. “No llevo ni una moneda”, comentaba un joven. Nadie estaba tan apegado a la vieja peseta como para guardarla como recuerdo. Su valor económico, por pequeño que fuera, superaba su valor sentimental. “¿Por qué caduca, a ver?”, se preguntaba la señora. Pero el caso es que lo hace, y que mañana será el último día para cambiarlas.

La cola se formó incluso desde antes de la apertura y, aunque todos tenían claro que querían cambiar sus pesetas, lo que no entendieron algunos era que solo se cambian las monedas que estaban en curso en 2002, cuando entró el euro, pues los había con monedas de la dictadura, con la imagen de Francisco Franco.

Un despiste que no dudaron en aprovechar los coleccionistas, que también se acercaron hasta las colas para adquirir esas monedas que no se podían cambiar.


Según explicaban los ciudadanos que se acercaron hasta el banco, la mayoría iba con monedas que encontraron en algún cajón de sus casas, pero también los había con billetes, e incluso algún nieto que los encontró entre los recuerdos del abuelo. El plazo termina mañana, día 30.

Colas en el Banco de España para cambiar las pesetas antes de que termine el plazo