La cúpula de Abanca se moja las manos para retirar una tonelada de residuos

Ya en tierra -en el muelle de O Xufre- descargaron los residuos que fueron recogidos por un remolque de la Cofradía de Pescadores de A Illa | Gonzalo Salgado
|

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, y su consejero delegado, Francisco Botas, se unieron ayer a los más de medio centenar de voluntarios que participaron en una jornada de limpieza de los fondos marinos en el entorno del islote de Areoso, en A Illa de Arousa. Con un equipo conformado por doce embarcaciones y catorce buzos trabajaron desde primera hora de la mañana hasta el mediodía en la recogida de 1.100 kilos de residuos conformados sobre todo por restos de aparejos, redes y algún material llegado desde tierra firme.

Los buzos rastrearon los fondos marinos en busca de residuos, mientras que desde las embarcaciones los voluntarios de Abanca –entre ellos Escotet y Botas– las subían a bordo. Los voluntariostambién liberaron a algunos animales que estaban atrapados en los residuos y limpiaron las redes de algas.

En el rastreo de los fondos de la zona de Areoso, los navalleiros de la Cofradía de A Illa y por buzos del Club Subacuático Pérez-Sub hallaron elementos que amenazan la biodiversidad o los recursos pesqueros y marisqueros. Precisamente sobre este asunto se expresó Juan Carlos Escotet nada más llegar a tierra y después de ayudar a descargar los residuos en el puerto de O Xufre para depositarlos en un remolque de la cofradía insular. El presidente de Abanca indicó que “ha sido una experiencia muy enriquecedora compartir esta jornada con los profesionales del mar y con los otros voluntarios para poder conocer de primera mano el esfuerzo que supone tratar de recuperar los fondos naturales”.

Por su parte Botas destacó que “Abanca comparte la preocupación de la sociedad por la degradación que están sufriendo nuestros océanos y desde nuestra posición tratamos de contribuir a solucionarlo con iniciativas como esta”.

Ambos dirigentes reconocieron que no se esperaban hallar tantos residuos. La de ayer no fue más que una de las muchas jornadas de limpieza de las que están por llegar en una iniciativa incluida dentro del programa Plancton, impulsado por Afundación y cuyo principal objetivo es fomentar la conservación de los mares y la sostenibilidad. 



El presidente de Abanca y su consejero delegado participaron en las tareas de recogida de residuos marinos en el entorno del islote de Areoso (en A Illa) junto a medio centenar de voluntarios, navalle


El presidente de Abanca y su consejero delegado participaron en las tareas de recogida de residuos marinos en el entorno del islote de Areoso (en A Illa) junto a medio centenar de voluntarios, navalle



La cúpula de Abanca se moja las manos para retirar una tonelada de residuos