Mueren dos pescadores al volcar su embarcación a la altura de Cedeira

El cuerpo de uno de los marineros fallecidos esperó en el muelle de Cedeira su traslado a la morgue | jorge meis
|

La de ayer fue una jornada trágica en el mar, en donde hubo que lamentar dos muertos, un herido y un desaparecido en tres incidentes que se sucedieron a lo largo de la jornada. El más grave tuvo lugar frente a las costas de Cedeira, donde un barco, el “Sempre Güeto”, volcó entorno a las dos de la tarde, enviando al mar a sus diez tripulantes. Ocho fueron rescatados por otros pesqueros que faenaban en la zona, pero dos estaban desaparecidos, Poco después, el Helimer rescató a uno, pero no pudo reanimarlo. El otro cadáver fue recuperado por un pesquero..

Todavía se ignora la causa que el “Sempre güeto”, con paseas en Portosin, quedara con la quilla al sol. Se especula con un golpe de mar, combinado con otros factores. En todo caso, la radiobaliza se activó pocos minutos antes de las dos de la tarde, y el Helimer llegó antes de lo esperado porque provenía de otra emergencia, y trató de reanimar al que pescador que rescató, pero sin suerte. Así que, en realidad, fue la presencia de otros barcos lo que impidió una desgracia mayor. Los supervivientes fueron trasladados al Hospital de Ferrol. 


Salvamento trata  de localizar a un desaparecido tras hallar una lancha de recreo a la deriva en la ría de O Burgo



El Helimer había llegado antes de lo previsto porque acababa de atender otra emergencia: pasadas las doce de la mañana, el “Virgen del faro”, que navegaba a 25 millas de la Torre de Hércules, alertaba de había perdido un tripulante, un pescador de origen magrebí que se había caído al agua. Aunque llevaba chaleco, el oleaje provocó que lo perdieran de vista. Para cuando llegó el Helimer, la tripulación lo había encontrado y había conseguido sacarlo del agua, con un brazo roto y síntomas de hipotermia, puesto que había estado 40 minutos en el agua a 17 grados centígradwos. Cuando el Helimer se dirigía al aeropuerto con el pescador a bordo, surgió la emergencia en Cedeira.


Hasta el anochecer


Volvían de allí cuando el Helimer recibió otra llamada, esta vez mucho más cerca de base: había aparecido una lancha de recreo a la deriva en la ría de O Burgo, y se temía que su tripulante hubiera caído al agua. Eran las 17.10 horas y todavía tenía combustible, así que el helicóptero sobrevoló la zona hasta el anochecer.

Al dispositivo se incorporó Cruz Roja (puesto que la salvamar estaba remolcando el “Sempre güeto” a puerto y el servicio de emergencias de Oleiros. Y también la Guardia Civil, que descubrió que la embarcación, que había aparecido sin motor y que había acabado estrellándose contra las rocas de Punta Fieiteira había sido robada en el club náutico de Oza, presuntamente por un furtivo. Los testigos apuntan haberlo visto borracho en Santa Cruz, y por eso habían alertado a las autoridades.




 ALB0995 19072754


 ALB1032 19092031


 ALB1009 19084454


 ALB1046 19060667




Mueren dos pescadores al volcar su embarcación a la altura de Cedeira