El hombre detenido en prisión por la muerte de Nerea Añel se acoge a su derecho a no declarar

Momento de la búsqueda de Nerea Añel
|

El detenido por la muerte de Nerea Añel –la joven cuyo cadáver fue hallado el pasado mes de septiembre en las proximidades de una aldea en el Ayuntamiento de Barbadás (Ourense)– se ha acogido a su derecho a no declarar ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Ourense.


De ello informó ayer el Tribunal Superior de Xustiza, a la espera de que la jueza que lleva el caso emita auto sobre la situación del detenido.


Durante la jornada del lunes se realizó una reconstrucción de hechos que continuó ayer. El detenido –actualmente en prisión por otros delitos– está siendo investigado por un supuesto delito de homicidio pendiente de precisar a lo largo de la instrucción si con dolo o por imprudencia.


El caso se encuentra bajo secreto de sumario a cargo del Juzgado de Instrucción número 3 donde, dado el volumen de trabajo y como el investigado está en prisión, cabe la posibilidad de que la resolución se dicte hoy.


Nerea Añel desapareció en Ourense a mediados de enero del año pasado, su familia la vio por última vez la noche de Reyes. Su cadáver fue localizado en avanzado estado de descomposición ocho meses más tarde, en septiembre del mismo año, en una aldea abandonada del Ayuntamiento de Barbadás. El análisis del cuerpo descartó las causas naturales y confirmó la muerte violenta de la joven, y la investigación se centró en aclarar las circunstancias de lo ocurrido.


Por su parte, la conselleira de Igualdade, María Jesús Lorenzana, afirmó que espera que el caso “se resuelva lo antes posible”. Así, Lorenzana indicó que, “si se trata de un caso de violencia de género, no se puede aceptar una sola víctima”. 

El hombre detenido en prisión por la muerte de Nerea Añel se acoge a su derecho a no declarar