Colapso en las salidas y velocidad en las entradas del Deportivo

El rendimiento de Borges no estuvo a la altura de lo que de él se esperaba en la categoría de bronce y tiene uno de los contratos más altos | Javier Alborés
|

“Siempre es más fácil meter jugadores que sacarlos”. El técnico del Deportivo, Borja Jiménez, no está preocupado por uno de los problemas que se está encontrando el conjunto coruñés en su planificación para la próxima temporada: dar salida al excedente de la plantilla.

El mister deportivista considera que “el club está preparado para todo tipo de escenarios que se puedan dar en este periodo de fichajes” y por eso lo afronta con “calma”, consciente, además, de que hay un mes de “margen” para poder hacer hueco a los fichajes que tienen que llegar y es “mucho” tiempo.

El mercado se augura lento en todas las categorías, pero en el Deportivo empezaron a moverse rápido en el apartado de incorporaciones. No van con el mismo ritmo las salidas.

Los jugadores ya saben cuál es la intención que tiene el club para ellos. Las situaciones son variopintas. Tal y como explicó el propio entrenador (y con anterioridad había manifestado el presidente), hay futbolistas que interesan al Deportivo pero que pretenden estar el próximo curso en una categoría superior y hay otros a los que el club abriría con gusto la puerta de salida pero que no están por la labor, al menos por ahora, de desvincularse de una plaza en la que se sienten cómodos.



No es difícil descubrir algunas intenciones. Está claro que el Deportivo quiere seguir contando con un jugador desequilibrante como Keko Gontán, pero hay otros que por nóminas o por rendimiento, estarían fuera de la plantilla, caso de Celso Borges, Uche Agbo, Carlos Abad o Claudio Beauvue.

Por ahora, se han producido dos bajas respecto a la plantilla del Deportivo en la temporada 2020-21, las del centrocampista uruguayo Nacho González y del defensa Mujaid Sadick.

La desvinculación del primero fue sencilla, puesto que en su contrato ya figuraba una cláusula liberatoria a la conclusión de la primera temporada de su contrato en A Coruña. La de Mujaid la dejó resuelta la anterior dirección deportiva con su traspaso al Genk Belga por una cantidad próxima a los dos millones de euros.

El Deportivo, por ahora, ha concretado cuatro incorporaciones. Fueron oportunidades de mercado que demandaban agilidad y que se consideran apuestas sobre seguro. El caso de Menudo y de Diego Aguirre, del Numancia, el del delantero del Recreativo de Huelva Quiles y el del portero Ian Mackay. Este no figuraba en la agenda de futuribles del Deportivo pero fue ese mirlo blanco al que aspiran los equipos en cada ventana de mercado. Regresa al equipo en el que se formó para sacarse una espina que le quedó clavada, la de triunfar en el primer equipo. Fue considerado el mejor portero de Segunda División la temporada pasada y estaba en la agenda de otros clubes de esa categoría a pesar de su descenso con el Sabadell, pero priorizo el Deportivo y el conjunto coruñés no le dejó escapar.


CAZA

El club ha sabido moverse para atar a varios ‘mirlos blancos’ que aparecieron



El perfil de los fichajes es muy diferente a los de la temporada pasada, cuando se apostó por jugadores que teóricamente eran de un nivel superior pero que se acabaron dando de bruces con la realidad de Segunda División B. Ahora, son refuerzos propios de esta categoría de bronce. Los dos caminos parecían válidos, pero el primero no sirvió. El segundo, está por ver.

Lo que pretende el Deportivo es, de acuerdo a lo que manifestó Borja Jiménez en su presentación, crear un equipo del que el aficionado se sienta orgulloso, identificado”.

“Queremos gente con hambre, un equipo muy valiente, atrevido, divertido dentro de lo que la categoría te permite. Tenemos que intentar ser dominadores, saber utilizar bien la pelota, ser profundos. Estamos trabajando en una plantilla que sea versátil también y que se pueda adaptar a los diferentes contextos”, apuntó el encargado de unir mimbres para lograr el objetivo.

La plantilla va cogiendo forma pero son 23 las plazas cubiertas y hay que soltar lastre. Un marrón indeseable para los jugadores y para el club, pero necesario. El overbooking está, principalmente, en la portería, con Lucho García, Abad, Mackay y Brea. También en el ataque con Beauvue, Rolan o Fede Cartabia. Estos dos últimos concluyen sus contratados la próxima temporada así que urge un traspaso.



Fichaje para el staff


Tal y como adelantó Onda Cero, el Deportivo reforzará el cuerpo técnico con el analista Asier Marote, que regresa tras haber estado en las categorías inferiores. En la temporada 2018-19 fue segundo entrenador del alevín B.


Colapso en las salidas y velocidad en las entradas del Deportivo