España, ante el muro nórdico

El delantero de la selección española Álvaro Morata, en el momento de ser sustituido | EFE
|

ESPAÑA 0 - 0 SUECIA

España: Unai Simón; Marcos Llorente, Laporte, Pau Torres, Jordi Alba; Rodri (Thiago Alcántara, min.66), Koke (Fabian, min.88), Pedri; Ferran Torres (Oyarzábal, min.73), Dani Olmo (Gerard moreno, min.73) y Morata (Sarabia, min.66)
Suecia: Olsen; Lustig (Krafth, min.74), Lindelof, Danielson, Augustinsson; Sebastian Larsson, Ekdal, Olsson, Forsberg (Bengtsson, min.84); Alexander Isak (Claesson, min.68) y Berg (Quaison, min.68).
goles: . Xx
árbitro: Slavko Vincic (Eslovenia). Amarilla a Lustig (55’).



España debutó con empate, dejando el liderato del grupo a la sorprendente Eslovaquia tras su victoria ante la Polonia de Levandowsky. El equipo español no tuvo suerte, pero tampoco un ápice de puntería en ataque..

Luis Enrique formó con un once ‘marca persona’. Unai Simón fue el portero elegido en un estreno ante Suecia en el que apóstó por Marcos Llorente como lateral derecho, Laporte como pareja de Pau Torres en el centro de la defensa y Álvaro Morata en punta de ataque. El ‘innegociable’ dibujo táctico del entrenador asturiano fue su 1-4-3-3.

El trabajo de todos los futbolistas fue encomiable desde el primer minuto de juego. La roja, como decía Kiko Narváez, ‘se empadronó’ en el campo de la selección sueca. Sobó y manoseó la pelota, manejó el partido y dispuso de las mejores ocasiones, de hecho, tuvo todas las de la primera parte menos una.

Los guarismos fueron abrumadores, alcanzando el 81% de posesión la Roja pero sin acierto en la definición, perdonando tres opciones para marcar y salvándose por un poste en la única llegada del rival.

A la buena imagen de España en su debut solo le faltó el gol en el primer acto. Se adueñó de la posesión, encerró a Suecia en su campo y buscó sin éxito el tanto que abriera lña dura defensa amarilla. Tardó 29 minutos en llegar la primera ocasión clara, en un testarazo de Dani Olmo ante el que se lució Olsen.

Koke tuvo dos llegadas para marcar sorprendiendo desde el centro del campo y la más clara la perdonó Álvaro Morata a los 38 minutos.

Cuando España acariciaba el gol, llegó el aviso de Suecia, con la velocidad de Isak, que se topó con Marcos Llorente primero, salvando bajo palos, y con un poste. Olsén salvó de nuevo a los suyos en un trallazo al final de la primera parte que, desde las botas de Dani Olmo, merecía sin duda el tanto para los de Luis Enrique pero, con el injusto 0-0 se llegó al descanso.



Mismo guión


El guión fue el mismo en la segunda parte, el equipo nacional se lanzó encima de la meta de Olsen, que siguió atajando todo lo que le llegaba a su área. manejó y gozó de nuevas opciones atacantes la selección española pero no concretó.

Louis Enrique realizó cambios para dar un aire nuevo al combinado nacional. Primero jugó sin un nueve claro, después dio entrada a Gerad Moreno. Con más cansancio el acoso siguió siendo absoluto.

Pero el plan sueco era evidente, desde el minuto 73 prácticamente no se jugó. Entre cambios, balones a las nubes y jugadores que se caían y permanecían un buen tiempo en el suelo, el equipo español perdió el ritmo.

Aun así lo recuperó, aceleró, intentaron el uno contra uno los hispanos buscando que se impusiese la calidad ante la rocosa Suecia, pero era complicado ante el muro escandinavo.

Por si fuera combinado tumbar a los correosos nórdicos, su portero tenía la noche. A punto de cumplirse el tiempo reglamentario hacía un paradón a disparo de Gerard Moreno que se cantaba como gol en La Cartuja.

España lo intentaba, seguía buscando el tanto de la victoria pero no tenía ni suerte ni clarividencia para aprovechar alguna ocasión en un encuentro en el que la selección dominó como nunca a nivel posesión, pero una cosa es el dominio del balón y otra el dominio del marcado.

España, ante el muro nórdico