La temporada de playas arranca sin arcos de control de aforos y más socorristas que en 2020

Las vallas permanecerán en Riazor la menos durante todo este mes, según confirmó Medio Ambiente | Javier Alborés
|

Sin arcos para el control de aforos y con más socorristas (32) que en 2020. El Ayuntamiento de A Coruña presentó la campaña de playas de este año, que contempla, entre otras novedades, una aplicación móvil que permitirá contactar directamente con los servicios de salvamento, que “poderán xeolocalizar no momento calquera emerxencia”, indicaron los responsables municipales en una comparecencia en María Pita.


El Gobierno de Inés Rey sí instaló las vallas en Riazor, donde continuarán al menos este mes y una serie de señales informativas para garantizar la seguridad de los usuarios, y por primera vez se activa Ceus, una aplicación gratuita para advertir a los socorristas de cualquier incidencia y conocer la situación en tiempo real de los arenales de A Coruña.


El edil de Seguridade Cidadá, Juan Ignacio Borrego, destacó que la coruñesa “será unha das primeiras cidades do mundo en ofrecer este servizo tan completo xa que a aplicación dará conta tamén das correntes e a cor das bandeiras que indican a perigosidade do baño, índice de raios UVA, condicións meteorolóxicas...”.


Desde Medio Ambiente, Fontán explicó que volverán estar operativas todas as duchas y aseos y que durante el primer mes de la temporada que arranca el martes, día 15, se informará a los usuarios de las normas anticovid, distribuirán ceniceros y bolsas de papel para depositar residuos orgánicos e inorgánicos, aunque la edil recomendó que los fumadores se desplacen hasta los puntos habilitados en las entradas para favorecer así la convivencia entre los usuarios de las playas de A Coruña.


Este año también se reanudará el apartado de educación medioambiental dirigido a los niños y, ante la imposibilidad de diferenciar zonas en el mar para surfistas debido a las corrientes, se acotará desde la arena.

La temporada de playas arranca sin arcos de control de aforos y más socorristas que en 2020