Pensemos en el ambiente

|

Hoy como saben, los calendarios nos recuerdan que la idea es que reflexionemos sobre la necesidad de cuidar lo que nos rodea y que es parte indispensable de nuestra vida. Y no tiene precio como le dijo el jefe indio Seatle – en 1854 – al presidente de Estados Unidos que pretendía comprar una parte del territorio y abrirlo a nuevos colonizadores. Y es que ¿Cuánto vale un rio? ¿Cada gota de lluvia sobre los árboles que nos rodean? Bueno y es que además el Gran Jefe Blanco, los mandaba a una reserva…


Aquí ya hay protestas sobre “la plantación” de palas eólicas por no hablar de otros desastres que trae un urbanismo desaforado que ha ganado para el “feísmo” cientos de kilómetros en buena parte de la Galicia profunda y en las costas .No está el ambiente para bromas cuando –una vez hecho caja– grandes empresas con notables ganancias - deciden que es hora de retirarse a contar los beneficios.


Pero hay otro ambiente enrarecido que anuncia tormentas. Entre el ardor guerrero de los líderes de Vox y las prisas de Casado por llegar al gobierno cada día tiene su bronca, las declaraciones se convierten en armas arrojadizas y las mentiras ensucian el ambiente. A la suma de cargos procesados se une la que fue número dos del PP María Dolores de Cospedal, considerada como una de las “jefas” del gobierno y el partido. Solo falta ahora confirmar si el jefe de todo esto era el M. Rajoy como figura estelar en las anotaciones de Bárcenas. Mensaje para Casado: cuando la policía investiga a alguien es por una presunción de culpa. Y el juez que, con esos datos cita al presunto es porque le parece presunto culpable. No al revés. Y usted no es el pasado: es la historia del PP de Aznar, de Aguirre y de Rajoy. Y unió su presente a la señora Cospedal, su madrina.


Y está aún reciente la manifestación en defensa del puerto o puede contarse por el número de asistentes sino por las más de medio centenar de asociaciones, entidades y plataformas pusieron rúbrica al documento que, como hace cinco años, pedían que se contase con la ciudadanía para un plan en favor de la ciudad y no un negocio. No hubo respuesta desde la autoridad portuaria y una mínima referencia desde la alcaldía más preocupada de llenar de piedras los Cantones un día, para cambiarlas de sitio al siguiente, entre el asombro y cabreo de los peatones. 

Pensemos en el ambiente