Que cada cual reciba lo que merezca

|

Conocer la noticia de que una mujer le ha cortado el pene a su jefe con un cuchillo para evitar una agresión sexual y acordarnos de Lorena Bobbit es todo uno. La presunción de inocencia no puede ignorarse, así que por el momento solo se puede hablar de suposiciones y esperar que cada cual reciba el castigo que merezca. Ni más ni menos. Y que en caso de que el cercenado sea en efecto un violador no tenga la buena suerte del señor Bobbit, que acabó convertido en celebridad y hasta hizo carrera –breve– en el cine para adultos. Increíble pero cierto. FOTO: Los Mossos investigarán al agredido y presunto agresor | aec

Que cada cual reciba lo que merezca