Claves para Selectividad: primero, las preguntas más cortas y sencillas

Uno de los exámenes del año pasado/AEC
|

El psicopedagogo y profesor de Psicología de la Universitat Abat Oliba CEU (UAO CEU), Ramón Novella, ha recomendado echar un "vistazo general al conjunto de la prueba" de Selectividad y contestar primero las preguntas cortas y sencillas.


En un comunicado este martes, la institución ha explicado que, de este modo, según Novella, se "libera la ansiedad inicial" y se gana en seguridad.


"Pensar en el conjunto de la prueba sirve también para contrarrestar el temido bloqueo", ha añadido, explicando que es importante evitar obsesionarse con una cuestión, dado que la limitación de tiempo hace que no se pueda dedicar demasiado tiempo a una única pregunta.


No obstante, ha aclarado que hay que asumir que serán unos días de ansiedad: es una situación desconocida sobre la que hay depositada muchas expectativas y "lo anormal sería ir al examen como si no pasara nada", ha apuntado Novella.


En los días del examen, compartir con otros compañeros la tensión es mejor que guardarla internamente, y también aportará seguridad ir acompañado por algún profesor del centro; asimismo, hay que planificar la jornada y cuidar el sueño y la alimentación.


Novella ha manifestado asimismo que se ha de concienciar a los alumnos para que las celebraciones posteriores al fin del examen se hagan "adecuadamente y respetando los protocolos".  


Nervios y temor

Han cursado segundo de Bachillerato y como cada junio se enfrentan a la Ebau para acceder a la universidad. A los nervios y el miedo a quedarse en blanco en los exámenes se suma este año el temor a no estar suficientemente preparado al haber seguido clases semipresenciales o no haber cubierto los temarios en el curso pasado debido al confinamiento.


Son algunas de las preocupaciones manifestadas por una decena de los más de 200.000 estudiantes que a partir del próximo 1 de junio comenzarán a examinarse de la prueba de acceso a la universidad (antigua selectividad). Como sucedió el año pasado, los exámenes ofrecen un formato diferente al habitual con más preguntas para elegir.


Acceder a la carrera preferida

Los temores de los estudiantes ante la Ebau son de lo más variopinto y van desde preocupaciones más amplias a "no aprobar la selectividad" o "que no me salga bien algún examen", a otras más precisas como "suspender biología" o "las faltas de ortografía en historia o lengua".


Como sucede todos los años también está presente el miedo a bloquearse "ante un examen", "quedarme en blanco por los nervios", o no ser capaz de escribir todos los contenidos que se conocen en el folio en blanco.


El temor a la covid también planea sobre los exámenes, ya que a Diego, alumno de un concertado burgalés, le da miedo estar confinado los días en que está convocada la Ebau en su comunidad.


A otros estudiantes les quita el sueño el día después. "Salir de ahí confiada en que voy a sacar la nota que quiero y cuando me llegue el resultado comprobar que no me llega para entrar en la universidad en lo que quiero estudiar" es otra preocupación muy frecuente entre los convocados a esta prueba de acceso a los estudios superiores. Sin olvidar, a aquellos que aún no saben qué carrera van a hacer y temen "elegir mal", como Beatriz.


Preparación específica

Kooki, Alessandra, Omaira, Sara y Sofía han recibido preparación específica en sus institutos de Madrid para preparar los exámenes. En la segunda quincena de mayo han tenido clases en línea bajo el título "cursillos de selectividad".


En otros, como en un instituto público asturiano, a Iris le han puesto ejercicios tipo Ebau en los exámenes durante el curso", lo mismo que a la estudiante del privado de Ciudad Real.


En Salamanca, Beatriz no ha recibido "preparación específica como tal", pero en su centro han aprovechado los últimos días de clase para hacer repaso enfocado a la Ebau", aunque recuerda que "todo el curso de 2º de Bachillerato está dirigido a esta prueba. Es como una preparación continúa".


A Paula le hubiera gustado que en su instituto público de Burgos la orientaran sobre la forma de estudiar y prepararse para el examen.


Formato del año pasado

Iris apoya la decisión de mantener el cambio de formato porque la Ebau se prepara tanto en primero como en segundo de Bachillerato y "no acabamos el curso pasado como debíamos".


Para Omaira también es una decisión justificada porque quienes no han asistido a clase presenciales "puede que hayan dado menos temario, por lo que elegir en los exámenes beneficia, ya que vas a por lo que te sabes aumentando tus posibilidades de aprobar".


Además, Beatriz se acuerda de los que han tenido problemas en seguir las clases porque han tenido que confinarse por la pandemia y en ocasiones perderse exámenes.


Y justifican también el cambio de formato de la prueba apelando al estado emocional en que se encuentran: "la covid, el estado de alarma y el toque de queda me han creado mas estrés y ansiedad", subraya Paula, mientras el burgalés Diego concluye que "estudiar en tiempos de pandemia no es fácil".

Claves para Selectividad: primero, las preguntas más cortas y sencillas