Denuncian la falta de espacios públicos para poder estudiar

La concejala del BNG Avia Veira, junto a tres estudiantes que plantearon la falta de espacios de estudio | Quintana
|

A la hora de estudiar, no todo el mundo tiene el privilegio de contar con un espacio propio y adecuado a tal fin, por lo que ve necesario echar mano de lugares de estudio públicos. Con la pandemia, y la consecuente reducción de aforos y de entrada a alguno de estos lugares, los estudiantes se han encontrado con un nuevo contratiempo, por lo que solicitan a las administraciones que intercedan para habilitar más sitios para estudiar.


“Este é un problema moi serio e moi grave e o que se está a ver afectado é o estudantado popular, xa que é o que ten menos medios, por non ter un ordenador de seu ou un espazo axeitado”, explicaba el estudiante, y militante de Galiza Nova, Nicolás Neira.


Neira indicaba, además, que el estudiantado que está preparando los exámenes de acceso a la 

Universidad se están encontrando ahora con este problema, ya que los espacios con los que cuenta la UDC (el centro universitario de Riazor y el Juana Capdevielle) “son de uso exclusivo para os estudantes que pertencen ao sistema universitario galego, ou ben que veñen de fóra da Galiza”, aseguraba ayer Neira. 


Añadía que algunos de los espacios facilitados por el Ayuntamiento “non son axeitados en termos de ruido para poder concentrase no estudo”.


Iniciativa del BNG

“Obviamente os espazos que había na cidade para o estudo, redúcense”, explicaba la concejala del grupo municipal del BNG, Avia Veira, que recordaba que hay mucha gente que no tiene donde estudiar en estos momentos, por lo que anunciaba que presentarán una iniciativa en el próximo pleno para dar respuesta a esta necesidad, habilitando “espazos municipais para que a xente nova poda estudar e tamén que, senón fosen suficientes, se poñan dacordo con outras administracións públicas, que teñan espazos, e que poidan abrilos”, relataba Veira.


Ponía Veira un ejemplo, como la proposición de que el Ayuntamiento “estude a posibilidade de abrir bibliotecas en horarios fóra do horario habitual e que poida abrir aulas dos centros cívicos”, además de centros como el Ágora o el Fórum Metropolitano.


De ser insuficientes, Veira ponía otro ejemplo, como puede ser la apertura de espacios de la UDC, asumiendo el Gobierno municipal la vigilancia y la limpieza de los mismos.

Denuncian la falta de espacios públicos para poder estudiar