Los viandantes adquieren protagonismo en Rúa Nueva y cambia el tráfico en los Cantones

Varias personas disfrutan de la recién peatonalizada Rúa Nueva | pedro puig
|

El peatón ganó más protagonismo ayer en el centro de la ciudad, cuando se hizo efectiva la humanización de Rúa Nueva en medio de la confusión inicial de los viandantes que pasaban por la calle a primera hora de la mañana. El coche pierde espacio y se apuesta por la sostenibilidad en esta nueva actuación, que sigue la línea de las peatonalizaciones proyectadas por el Gobierno local desde el inicio del mandato.


Desde ayer los vehículos no pueden girar desde los Cantones hacia San Andrés por Rúa Nueva, donde ayer se retiraron los bloques de piedra que había en las aceras y cuya función era evitar el estacionamiento. También se eliminó el semáforo en los Cantones que daba acceso a esta calle.


Uno de los aspectos más comentados es el de la zona de carga y descarga. Así, el acceso a Rúa Nueva para vehículos de reparto y de carga y descarga estará limitado a un horario de mañana: de 06.00 a 11.00 horas. Además, la entrada a la calle se efectuará desde San Andrés, es decir, en el sentido contrario al habitual. Esta zona de carga y descarga se habilitará próximamente en el Cantón.


Hasta la nueva vía peatonal se desplazó en la mañana de ayer la alcaldesa, Inés Rey, acompañada del concejal de Infraestructuras, Movilidad y Vivienda, Juan Díaz Villosada, quien participó en el apagón del semáforo de la calle con San Andrés. La regidora municipal presentó esta actuación, que “se suma a la de las calles perpendiculares que son peatonales desde hace muchos años con el fin de humanizar la ciudad y recuperar espacios para los coruñeses en detrimento del vehículo privado”.


Urbanismo más amable

La limitación a los coches en esta calle forma parte del proyecto que se está realizando en los Cantones para recuperar el espacio público “buscando un urbanismo más amable, más sostenible que contribuya al calmado del tráfico y a potenciar otras formas de movilidad personal como pueden ser las bicicletas o los patinetes, que convivirán con la ciudadanía en la calle”, dijo Rey.


Villoslada explicó que por la mañana se retiraron los semáforos y en los próximos días se eliminarán las líneas que limitan las plazas de aparcamiento y los obstáculos visuales para poder disfrutar de esta calle totalmente peatonal. La zona de carga y descarga se transformará en una plaza donde se instalarán bancos y elementos verdes y, por el momento, no está previsto cambiar el pavimento de piedra de esta calle.


Con esta nueva reordenación del tráfico, los coches que entren a la ciudad por la avenida de Alfonso Molina tendrán que desviarse por Juana de Vega para ir hacia San Andrés.

Los viandantes adquieren protagonismo en Rúa Nueva y cambia el tráfico en los Cantones