Fuentes coruñesas: de palacios a patronas del mar y esculturas de santos

La catarata que está pegada al Palacio de la Ópera | pedro puig
|

En este capítulo hablaremos de varias fuentes de la ciudad de A Coruña.


Catarata del Palacio de la Ópera

Se construye en 1989 primero el Palacio de Congresos, que con el tiempo cambia de nombre pasando a ser Palacio de la Ópera. Posteriormente a su construcción y aprovechando el muro de cantería que da a la parte principal del palacio, se valoró formar en esa cortina de piedra de granito una cascada de agua, para ornamentar mejor el conjunto arquitectónico y su entorno.


Esta se inaugura en 1992 y abarca una extensión de 15 metros de largo, por 20 de alto, siendo en el mes de octubre de 1998 cuando el entonces alcalde de A Coruña, Francisco Vázquez, hace la inauguración del nuevo sistema de iluminación de la cascada.


Para este fin se instalan fuentes de luz con 45.000 metros de fibra óptica, que permiten generar iluminación en la caída del agua, formando con ello una cortina de luz a lo largo de la superficie de la cascada. Abasteciendo este conjunto, dos fuentes de luz de más de 400 vatios de potencia. No funciona con regularidad, solo en algunas ocasiones que así se considere por parte de los responsables del municipio.


Fuente de las Pajaritas

Dicha fuente se haya en la barriada de Elviña, la cual, sería levantada a instancias del alcalde Francisco Vázquez y diseño del arquitecto municipal Antonio Tenreiro, en la década de los años 70 del pasado siglo XX.


Se levantó como fuente estanque pero sin carácter utilitario. Según la versión oficial, y de los diarios de la época, se señalaba como dato anecdótico que los planos de esta fuente se habían perdido y por tanto no se conocía la posición exacta de la entrada y salida del agua. Esta, en la práctica, nunca entró en funcionamiento entre 1972 a 1996, en cuyo último año se hacen las obras precisas para que funcionase el surtidor.


No obstante, un año antes el Ayuntamiento estudió su posible demolición para levantar otra de diferente aspecto y más modernista, pero la oposición de los vecinos a tal idea hizo variar las intenciones municipales, ya que el vecindario la consideraba como una seña de identidad de aquella barriada.


En mayo de 1996 y después de diversos arreglos, la fuente comienza a soltar agua en medio del regocijo vecinal, algo que no acontecía desde 1972, año de su inauguración, que es cuando se descubre que la fuente carecía de canalización de agua y justo cuando se iba a realizar la primera prueba para comprobar su funcionamiento para el acto inaugural, los bomberos serían los encargados de llevar el agua a dicha fuente y al acabarse esta, la actividad de la fuente también se terminó, por tanto aquella primera versión de los planos extraviados quedó obviamente en nada, sino que tal canalización no existía


Fuente de Santo Domingo

Se encuentra esta fuente en la Ciudad Alta frente a la iglesia del que en tiempos fue el convento del mismo nombre. Se trata de una fuente de aspecto románico que fue realizada en los talleres de las Obras Municipales en la década de los años 80 del pasado siglo XX.


La antigua fuente a finales del siglo XIX se encontraba frente al antiguo convento y por entonces Cuartel de Santo Domingo. Hoy esta nueva fuente se haya en el centro de un pequeño jardín situado en la plaza que lleva el mismo nombre.


Fuente del Carmen

Se trata de una vistosa fuente, la cual por su aspecto ornamental llama la atención de todo viandante. Se encuentra en pleno Paseo del Parrote y está mirando al mar, como debe ser la Patrona de los Marineros, a la que los hombres de la mar tienen encomendada su vida, su trabajo y sus avatares.


Esta es una fuente estanque que contiene en el centro la imagen de la Virgen del Carmen, cuya figura esta realizada en bronce, porta al Niño sobre su brazo izquierdo y un escapulario sobre la mano derecha.


La imagen se levanta sobre una peana del estanque circular, que está realizado en cemento con iluminación a su alrededor, y el agua sale a través de varios tubos que embellecen el lugar. Por tanto es una de las mejores fuentes instaladas en la Coruña, en estos últimos años.


Fuente de San Juan Bosco

Está situada frente al Paseo Marítimo del Orzán, en el lateral de la iglesia de María Auxiliadora. Es una composición arquitectónica llevada a cabo por Juan Piñeiro. La escultura de San Juan Bosco figura en cuerpo entero de pie con sus hábitos eclesiales y realizada en granito, la cual se encuentra en el centro del estanque. En su parte posterior se levanta un mural también de granito con diversos motivos realizados en bronce. A la izquierda de él asoman tres figuras, las cuales también son del mismo metal, vienen a ser dos niños y un adulto que portan un libro y una antorcha.


Todo este conjunto se asienta sobre una peana de hormigón rodeada de un pequeño jardín, que se muestra bien cuidado en el que destaca la figura de San Juan Bosco como pieza principal de aquel logrado conjunto.


Fuente de las Pajaritas

Está situada en la plaza de Náutica y fue inaugurada por el alcalde Francisco Vázquez el 12 de abril de 1997. Su curioso nombre sería elegido como consecuencia de la idea surgida de una mujer residente en Vigo, la cual comunicó al alcalde de A Coruña. Los horrores sufridos por la intolerancia de haber sido de izquierdas, al igual que aconteció con otras numerosas personas, muchas de las que fueron represaliadas por los nazis en el campo de concentración de Mauthausen. Recuerda de este modo a las víctimas de aquel horror de la humanidad.


En la parte frontal del conjunto se asienta una plataforma que recoge a cuatro figuras esculpidas en bronce y representan otras tantas razas humanas en el momento de su sufrimiento, las cuales aparecen situadas sobre un arco a modo de puente que atraviesa el estanque y que está realizado en cemento.


En la parte de atrás del conjunto se hallan cuatro monolitos, realizados en planchas de piedra negra y pulida, los cuales se introducen en el agua de la fuente, siendo obra de Antonio Desmonts y José Castiñeiras en 1996. Es de forma circular y de su centro salen unos potentes chorros de agua que la embellecen más todavía. Se trata de un gran conjunto situado en una amplia plaza y con mucha luz natural.

Fuentes coruñesas: de palacios a patronas del mar y esculturas de santos