El reconocimiento a Javier Losada une por una tarde a la dividida familia socialista

Losada es recibido con aplausos en la Casa del Pueblo | patricia g. fraga
|

La agrupación socialista coruñesa celebró ayer en su local de Zalaeta, la Casa del Pueblo, el homenaje al histórico socialista Javier Losada o, como prefirieron definirlo todos, reconocimiento.


Aunque Losada anunció su retiro de la política tras abandonar su último cargo, el de delegado del Gobierno, todos quisieron considerarlo el inicio de otra etapa. En todo caso, el homenaje sirvió para llevar a la misma sala a dos grupos enfrentados, el de Eva Acón, Pablo Arangüena y Gonzalo Caballero y, al otro lado, el de Inés Rey. Todos se vieron las caras de nuevo, aunque fueran ocultas tras una mascarilla.


Chacón y Rey, que habían mantenido un desencuentro por el presunto impago de unas cuotas a la Agrupación por parte de miembros del grupo municipal y el cese de Acón como concejala, permanecían en extremos opuestos en la sala, aunque la presencia de la pandemia hacía posible interpretar cualquier señal de distanciamiento como simple precaución.


En el acto se proyectaron dos vídeos, uno en el que se recorrían los 38 años de trayectoria política de Losada y otro en que altos cargos del Gobierno socialista, entre ellos varias ministras, le agradecían sus servicios. Losada no dejaba de enjugarse las lágrimas 

El reconocimiento a Javier Losada une por una tarde a la dividida familia socialista