La lucha por “la soberanía etílica”

|

SI a las bestias de raza inferior les gusta acabar las comidas con una copa de coñac o de anís, por la república se estila la ratafía. Se trata de un bebedizo de dudoso gusto y de efectos demoledores, pero que la cooperativa a la que pertenece el violento sobrino de Torra que milita en la CUP promociona para reforzar “la soberanía etílica”. El president, defensor de las relaciones familiares pancatalanas, ya se ha implicado personalmente en la promoción a través de las redes sociales. La que se puede montar si el mosso de “la república no existe, idiota” caza peneque al volante a un ratafía-adicto. FOTO: torra, ante una jarra de agua y un vaso | aec

La lucha por “la soberanía etílica”