Todo lo bueno se acaba (o no)

|

Los españoles ya podemos dormir tranquilos. Pedro Sánchez, nuestro presidente, ha decidido que ya está bien de descansar y ha vuelto al tajo. Es de suponer que le habrán venido muy bien estos días de asueto en dos palacios, uno en Lanzarte y otro en Doñana. Es lo que tiene ser presidente, que mientras la pandemia se dispara y la gente no cobra lo que le corresponde de los ERTE, tú te puedes ir de vacaciones a cuerpo de rey. Además, después de conseguir echar al emérito de España, ahora tiene menos competencia para elegir palacio en el que tomar el sol y recuperarse. FOTO: Pedro Sánchez, trabajando | efe

Todo lo bueno se acaba (o no)