El Gobierno reduce un 86% los fondos del plan de desarrollo rural sostenible

|

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente redujo un 85,86 % la dotación presupuestaria del Programa de Desarrollo Rural Sostenible, que pasa de 200,3 millones en 2011 a 28,3 millones para 2012.

Así se recoge en el proyecto de Presupuestos y que en su informe Económico y Financiero subraya que en las estrategias de desarrollo rural se seguirán las pautas marcadas por la CE.

Este documento recuerda que el Marco Nacional incluye tres medidas horizontales, que son la gestión de infraestructuras, la implantación y utilización de servicios de asesoramiento y la instalación de jóvenes agricultores.

El PGE señala que está previsto reducir en 148 millones de euros las transferencias de capital a las comunidades en el marco del Programa de Desarrollo Rural Sostenible (Programa 414C).

De esta manera, se elimina la cofinanciación de los Planes de Zona en aplicación de la Ley de Desarrollo Sostenible, que en 2011 tenía previsto un presupuesto de 136,7 millones de euros.

También desaparecen la dotación de los convenios con las comunidades a la coordinación de las Reservas de la Biosfera (3,6 millones de euros).

Por otra parte, el PGE recoge que el programa de Desarrollo del Medio Rural (Programa 414B) prácticamente mantiene su dotación presupuestaria, que será de 1.520 millones.

En este programa cayeron las transferencias corrientes un 6,29%, hasta los 6,3 millones, entre las que se incluyen 682.00 euros a promoción de actuaciones de la mujer rural y 5,6 millones a las ayudas a la formación profesional agraria.

El volumen de transferencias más importante, el que destina a empresas privadas, tiene una dotación de 1.355 millones, un 0,1% menos que en el pasado año.

Aumentan las transferencias de capital a comunidades un 18,28 % y alcanzan los 130,8 millones de euros.

En esta ocasión no tienen cabida en los Presupuestos las subvenciones a la formación profesional agraria.

El Gobierno reduce un 86% los fondos del plan de desarrollo rural sostenible