El terrorismo sacude Bruselas y provoca una treintena de víctimas mortales

ATTENTION EDITORS - VISUAL COVERAGE OF SCENES OF INJURY OR DEATH An injured man lies at the scene of explosions at Zaventem airport near Brussels, Belgium, March 22, 2016. REUTERS/Ketevan Kardava/Courtesy of 1tv.ge/Handout via Reuters ATTENTION EDIT
|

Una ola de explosiones sacudió ayer Bruselas a primera hora de la mañana en una cadena de ataques que se cobraron al menos 30 vidas y dejaron alrededor de dos centenares de heridos, cuatro de ellos españoles.
Los atentados, que se atribuyó el Estado Islámico, se producen a los pocos días de la detención del único acusado de los perpetrados el pasado 13 de noviembre en París que queda con vida, Salah Abdeslam.
Bélgica se encontraba ayer en alerta máxima después de que se registraran dos explosiones en el aeropuerto de Zaventem, a 7 kilómetros de Bruselas, a las 07.00 horas de la mañana y otra en la céntrica estación de metro de Maelbeek, también en la capital, una hora después.
Esta estación está situada en el corazón del barrio europeo, en donde tienen su sede la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo.
Las fuerzas de seguridad encontraron un fusil de asalto AK47 Kalashnikov en el interior del aeropuerto de Zaventem. Además, una tercera bomba fue \“neutralizada\” por los artificieros.
La empresa de transporte público belga confirmó una explosión a las 08.11 horas en un vagón del metro \“parado\” en la estación de Maelbeek en dirección a Arts Loi, que fue evacuada y la llegada de personal sanitario para atender a \“heridos\”. Poco después de la primera explosión, la Policía amplió el perímetro de seguridad en la estación de Maelbeek por el riesgo de una segunda bomba.
La impotencia ante estas nuevas masacres quedó patente cuando la alta representante para la Política Exterior Europea, Federica Mogherini, tuvo que interrumpir una rueda de prensa sobre los atentados al echarse a llorar. Un testigo explicó a la cadena pública RTBF que había visto a al menos una treintena de personas heridas de carácter leve, si bien observó a varias personas tendidas en el suelo del aeropuerto. Otros testigos aseguraron que habían escuchado varios disparos y un grito \“en árabe\” de una persona antes de que se registraran las dos deflagraciones.
\“Estaba en la fila para registrarme y he escuchado una deflagración. He visto humo y he visto a personas correr hacia la salida. Ha habido una segunda explosión mucho más cerca de mí después\”, explicó un testigo de los hechos.
\“Se ha ido todo el mundo del aeropuerto con pánico, la mayor parte de las personas han dejado sus maletas allí. Los coches han sido evacuados\”, aseguró.
La capital belga ya estuvo bajo el nivel de alerta máximo por amenaza terrorista tras los atentados de París, si bien entonces el aeropuerto se mantuvo en nivel 3, por estar situado en territorio de la región de Flandes y no de Bruselas capital. La frontera por carretera y tren entre Bélgica y Francia se encuentra cerrada tras las explosiones.
Las fuerzas de seguridad francesas también reforzaron las medidas de vigilancia en la región de Ile-de-France, en París y sus alrededores, según informó la prefectura de Policía.
El primer ministro de Bélgica, Charles Michel, pidió a la ciudadanía que \“evite cualquier desplazamiento\” como medida de precaución tras las explosiones.
\“Por el momento, pedimos a la población que evite cualquier desplazamiento\”, escribió Michel en Twitter.
\“En este momento negro para nuestro país, quiero pedir calma y solidaridad. Enfrentamos una prueba difícil, debemos hacer frente a esta prueba estando unidos\”, afirmó Michel, que describió el día de ayer como un día \“negro\” para Bélgica. Las autoridades de Bruselas decidieron el cierre total de toda su red de transportes públicos, incluido el metro y las líneas de autobuses, como medida de precaución.
Los alumnos de los centros educativos de Bruselas permanecieron ayer \“confinados\” en el interior de sus colegios, a la espera de que se estabilizase la situación en la ciudad.
Por su parte, el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, aseguró ayer que hay cuatro personas de nacionalidad española con heridas que no revisten especial gravedad.
El ministro precisó también que no consta ninguna víctima mortal de nacionalidad española por la información que les habían transmitido los servicios consulares.
El grupo terrorista Estado Islámico se atribuyó los atentados de ayer. La propia organización difundió una nota –en francés y árabe–para reafirmar la reivindicación y advertir a los \“estados cruzados\” de que, como consecuencia de su \“agresión\”, tienen por delante \“días oscuros\”. \“Lo que os espera será más duro y más amargo\”, advierte.

El terrorismo sacude Bruselas y provoca una treintena de víctimas mortales