La educación por bandera durante el primer mandato democrático

El alcalde arteixán y el ministro de Educación inauguraron el colegio Galán en 1981
|

UCD (8 concejales), BNPG (3), PSOE (2), Agrupación Municipal Democrática Galega de Arteixo (2) y Coalición Democrática (2) fueron las formaciones políticas que se postularon para conseguir la alcaldía el 3 de abril de 1979. Cinco partidos entre los que resultó ganador el de Adolfo Suárez, con Ernesto Pampín Gontán a la cabeza de la candidatura arteixana.

Arteixo tenía un 60% menos de población, según los datos del INE, que reflejan que en 1981 había 15.448 empadronados y residían en el término municipal 15.268. El perfil industrial, tan marcado en la actualidad, ya estaba presente en aquellos años gracias al polígono de Sabón y a la refinería de Meicende, que comenzaron a ser una realidad en los años 60. De hecho, este carácter industrial trajo algún que otro quebradero de cabeza al gobierno local de la época. Entre los problemas a los que tuvieron que hacer frente y buena parte de las quejas vecinales venían por las distintas ejecuciones de la planta petroquímica, como recuerdan algunos de esos primeros votantes.

Pampín Gontán tomó el relevo, gracias a 1.482 votos –como detalla el Ministerio del Interior–, al último alcalde del Franquismo, Timoteo López Heredia Bujanda, quien fue el encargado de inaugurar en 1976 la Ciudad de los Muchachos. Un dato que recoge Manuel Blanco Rey en su obra \“Alcaldes de Arteixo. 1836 -1998\”, que explica que el líder de UCD contó con una mujer para puestos de gobierno. Todo un adelanto para la época que hoy suena a una dinámica normal.

El autor de la obra detalla algunas de las actuaciones del primer alcalde democrático de Arteixo. Unas obras que en su gran mayoría estuvieron destinadas a los centros educativos.

Arreglos > Con un presupuesto de unos 190 millones de las antiguas pesetas, según Blanco Rey, la primera corporación democrática optó por reparar las escuelas municipales destinadas a los más pequeños. Algunas de esas escuelas como la de Freán (Morás) hoy están en desuso. A mayores, recibieron esta inversión los centros de Monteagudo, Larín, Sorrizo, Barrañán y Pastoriza.

La obra más importante contó con la visita más ilustre en aquel primer mandato democrático. El ministro de Educación, Juan Antonio López Ambrona, se desplazó hasta el municipio arteixán para saludar a Pampín Gontán e inaugurar de este modo el colegio Galán (parroquia de Oseiro), unencuentro que tuvo lugar el 15 de octubre de 1981 y que fue reflejado en diarios como El Ideal Gallego.

Un año después de la visita del ministro, Pampín Gontán abandonaba el cargo de alcalde. Su despacho fue ocupado durante unos meses por David López Carril y Manuel Platas Varela.

En los siguientes comicios fue Eulogio Gestal Varela quien terminó de alcalde. Hasta llegar al actual mandatario, Carlos Calvelo, también pasaron por la presidencia arteixana Frutos Martínez Saavedra, Manuel Pose Miñones y Pilar Souto Iglesias.

La educación por bandera durante el primer mandato democrático