Algunos pensaban que los futbolistas eran inmunes al virus

|

Quién se lo iba a imaginar... Que el regreso del fútbol iba a suponer un florecer de brotes de coronavirus en los equipos. Pues nos lo imaginábamos todos, menos los que tenían que hacerlo. Por más que les demos trato de dioses, si algo nos ha enseñado esta enfermedad es que no hace distinciones. Y que, mientras el común de los mortales está con sus mascarillas, sus geles hidroalcohólicos y su distancia, los jugadores compartan sangre, sudor y lágrimas en el campo y en los vestuarios era llamar al desastre. Fuenlabrada, Almería, Zaragoza, Sevilla, Real Madrid... la lista de los clubes con positivos va creciendo y poniendo contra las cuerdas el negocio millonario. Pero que nadie se preocupe, que algo inventarán para que el balón no deje de rodar y el dinero no deje de entrar. FOTO: un miembro de la expedición del fuenlabrada, confinado | EFE

Algunos pensaban que los futbolistas eran inmunes al virus