Se pilla antes a un mentiroso...

|

Lo mínimo que se le puede pedir a un ministro es que no mienta. Como mucho, se supone que en temas delicados, puede no decir toda la verdad. Pero lo que ha hecho el titular de Justicia, Juan Carlos Campo, ha sido una mentira de esas que si fuera Pinocho le habría crecido la nariz por lo menos metro y medio. Asegurar que Bruselas obligaba a España a reformar el delito de sedición era una trola épica que, además, le valió para poco, ya que Bruselas no miente y ha aclarado que jamás ha realizado semejante petición. A ver qué se inventa ahora para justificar la modificación. FOTO: el ministro de justicia, Juan CArlos Campo | aec 

Se pilla antes a un mentiroso...