La evidencia que Sánchez niega

|

La constatación de las reuniones que Mertxe Aizpurua mantiene con buena parte de los presos “más duros” de ETA en diferentes cárceles del país demuestra, claramente, que los terroristas siguen teniendo mucho que decir sobre la política de pactos de Bildu. Por eso, en el fondo, cuando la negociadora oficial con el Gobierno de Sánchez acude a rendir cuentas y dar explicaciones a los asesinos es como si el propio Gobierno estuviera negociando con los asesinos. Los socialistas seguirán mirando para otro lado, pero, por lo menos, que no nieguen la evidencia que todos acabamos de conocer. FOTO: Mertxe Aizpurua | aec

La evidencia que Sánchez niega