Un exempleado bien rencoroso

sí que debe de ser rencoroso el exempleado de la planta de Mercedes en Vitoria al que no le renovaron el contrato... en 2017. Más de tres años después, se ve que con el resentimiento bien agarrado en el pecho, el hombre robó una retroexcavadora, la condujo durante veintiún kilómetros hasta la fábrica de Mercedes y allí arremetió contra 69 monovolúmenes eléctricos de alta gama que estaban estacionados en el aparcamiento. Más de 5 millones de euros costaban antes de quedar hechos un amasijo de hierros. Le salía más barata una terapia... FOTO: una protesta en diciembre contra los despidos en mercedes | aec

Un exempleado bien rencoroso

Te puede interesar