Dos casos similares, pero, en el fondo, muy distintos

|

Es fácil imaginarse a los secesionistas catalanes montando una nueva campaña de desinformación global asegurando que España les obliga a votar en plena pandemia, con el riesgo que ello supone. Y, por supuesto, para apoyar su teoría, recordarán que en Galicia y el País Vasco si se consintió el retraso. Es evidente que nada tiene que ver un caso con otro. En Galicia y Euskadi, lo único que se hizo fue retrasar unas elecciones que previamente habían sido adelantadas y, en ningún caso, se excedió el tiempo legal de la legislatura. En Cataluña, fueron los independentistas los que decidieron agotar el calendario y, ahora se encuentran con este papelón. Es de suponer que se buscará algún tipo de encaje para que los comicios se puedan retrasar. No es normal que los ciudadanos tengan que acudir a las urnas cuando la pandemia está en uno de sus picos más virulentos. Pero la verdad es que fueron ellos los que se metieron en este follón del que, ahora, una vez más, tendrá que ser el Estado el que los saque. Cuando decidieron que nadie sustituyera a Torra se cavaron su propia tumba. FOTO: La inhabilitación de Torra tiene la culpa de todo | aec

Dos casos similares, pero, en el fondo, muy distintos