Escribano se ve “legitimado” para volver al primer plano de la política

El exdiputado Javier Escribano compareció ayer acompañado de su abogado ente la prensa quintana
|

El exdiputado del PP Javier Escribano aseguró ayer que lo único que hizo fue \“darle orientaciones verbales –en alusión al empresario Fermín Duarte– sobre cuáles eran los departamentos competentes en la administración para que atendieran sus inquietudes\”, añadiendo que \“no hubo nada ilegal ni compensación material alguna, como ha quedado demostrado en el proceso\”.

Escribano afirmó sentirse \“legitimado\” para ostentar \“cualquier\” responsabilidad política, después de que el Juzgado de Instrucción número 3 de Ferrol haya archivado la causa contra él por supuestos delitos de cohecho y tráfico de influencias, abierta en investigación de la operación \“Arena\”.

Por todo ello, aseguró que ahora se considera reparado, no solo en su honor, sino en mi honestidad y rigor como parlamentario, ya que sostiene que sería sangrante ser censurado por escuchar a un ciudadano con problemas y darle orientación para que sus demandas fueran atendidas por aquellos a cargo de quienes se encuentra su gestión pública.

El político popular hizo estas declaraciones en una rueda de prensa celebrada ayer, un día después de que se le hubiese comunicado el sobreseimiento provisional y archivo de la causa instruida por el juez Alejandro Morán Llordén contra él y el gerente de Manmer, Fermín Duarte, por delitos de tráfico de influencias y cohecho. Se responsabilizaba a Escribano de recibir un Porsche de regalo en compensación por supuestos favores en la Xunta para la comercialización de los áridos, supuestamente contaminantes, que el empresario eumés importaba de Holanda, cuestión que es objeto de otra causa judicial todavía en curso.

Escribano compareció en un hotel de A Coruña, acompañado de su abogado, Francisco Javier Fernández Tarrío. Comenzó su intervención diciendo que cuando fue citado para declarar en calidad de imputado, después de consultarlo con la dirección del PP, \“decidimos que la solución más sensata era la de presentar la dimisión para poder defenderme y también porque sentía que no era la mejor forma de ejercer la representación pública\”.

El exdiputado dijo sentirse orgulloso de haber evitado al PP perder energías y desgastes en su defensa

Corrección > Continuó diciendo que, tras más de cinco meses sometido a una minuciosa investigación, en los que, aseguró haber prestado la máxima colaboración a la justicia, \“finalmente se ha determinado mi correcta actuación en todas y cada una de mis acciones, apartando cualquier sombra de ilegalidad y confirmando lo que ya había dicho meses atrás\”, apuntó.

El exdiputado popular explicó que, por puro azar, realizó una operación de compra-venta de un vehículo con una personas que estaba siendo investigada por unas presuntas irregularidades.

\“Se trataba de un coche viejo, de séptima mano, con el motor sustituido por uno procedente de un desguace y con diversos desperfectos\”, dijo, apostillando que lo compró con la intención de restaurarlo y que, a pesar de ser un vehículo de prestigio, ya no era de lujo, porque tenía un precio equivalente al de un utilitario nuevo, \“como ha quedado constatado en la tasación pericial\”.

Según Escribano, de esa relación de compra-venta, y siempre a posteriori, el vendedor supo que era parlamentario y le explicó que estaba siendo víctima de una injusticia; que importaba áridos de Holanda de forma legal y con todos sus permisos en regla, pero que debido a que los ofertaba a menor precio se sentía víctima de un boicot y de ataques injustos por parte de sus competidores.

\“No juzgué si esta persona tenía razón o no\”, manifestó el político, señalando que simplemente se limitó a escucharle y a darle orientaciones verbales sobre a donde tenía que dirigirse, \“porque considero que mi deber como parlamentario es escuchar a los ciudadanos, a cualquier ciudadano\”.

Javier Escribano insistió en que pagó el Porsche según lo estipulado, tal y como reflejan los documentos y facturas que presentó en el juzgado, matizando que, \“finalmente, la verdad ha visto la luz\”.

Por todo ello, aseguró que ahora se considera reparado, no solo en su honor, sino en mi honestidad y rigor como parlamentario, ya que sostiene que sería sangrante ser censurado por escuchar a un ciudadano con problemas y darle orientación para que sus demandas fueran atendidas.

En cuanto a su partido, el exdiputado dijo sentirse muy orgulloso de haber servido al PP, \“de evitarle perder energías y desgastes en mi defensa en unos tiempos en los que parece que todos los políticos somos personas en las que no se puede confiar, pero que, como toda generalización sobre las personas, está equivocada\”.

Escribano se ve “legitimado” para volver al primer plano de la política