La manifestación de Alcoa colapsa la ciudad durante casi tres horas

Copia de El Ideal Gallego-2014-12-19-003-5f880a48

Enfundados en su ropa de trabajo, 340 empleados de Alcoa marcharon desde la fábrica de aluminio, situada en la carretera de Baños de Arteixo, hasta la calle Zalaeta, donde se encuentra la sucursal de Red Eléctrica Española. Fue una marcha de siete kilómetros que empezó a las cinco y media de la tarde y que duró más de tres horas, durante las que logró colapsar el tráfico desde el centro a Alfonso Molina. Para la organización fue un éxito de asistencia, con 7.000 participantes, mientras que la Policía Local rebaja la cifra final a 550.
En todo caso, el comité de empresa espera haber dejado clara su intención de luchar contra el cierre de la planta y reclamar una energía eléctrica asequible garantice su futuro. Los manifestantes sostenían una pancarta en la que se podía leer \“Peche non, enerxía solución\”. Además de los propios trabajadores, caminaban tras la pancarta familiares y representantes sindicales que recorrieron lentamente la avenida de Arteixo antes de llegar a la plaza de Ourense, desde donde continuarán por el Paseo Marítimo.
Todos consideran \“ilegítimo e ilegal\” el despido colectivo que pretende aplicar la empresa después de que no consiguiera hacerse con toda la energía eléctrica que necesitaba para sus plantas de avilés y A Coruña en la última subasta, precisamente porque condiciona el futuro de la fábrica a una nueva subasta. La multinacional del aluminio Alcoa hizo entrega el pasado 1 de diciembre a los representantes sindicales de una carta en anuncia el despido colectivo alegando escasa productividad y el hecho de que están obsoletas. \“Entón. Cómo é que temos certificados ISO de calidade?\”, replica Nazario Arias, presidente del comité de empresa.
Es más, según el ministro de Industria, José Manuel Soria (contra el que también gritaron consignas los manifestantes), la responsabilidad de la actuación recae directamente sobre los responsables de la compañía americana. \“Alcoa no presionó lo suficientemente a la baja los precios en las subastas de energía para las fábricas de A Coruña y Avilés, como si hizo con la de San Cibrao, y por eso no logró adjudicarse los bloques\”, concretó Soria. Asimismo puntualizó que la empresa fue una de las primeras en dejar las pujas en la segunda ronda, en la que los paquetes de 90 megavatios pasaron a ser de cinco cada uno.

extraordinaria
Es un error que Alcoa tendrá la oportunidad de subsanar pronto, puesto que la subasta extraordinaria de interrumpibilidad del suministro eléctrico para la industria fue convocada ayer para el próximo lunes y martes. En ella se colocarán las cantidades de energía que quedaron sin cubrir en la puja celebrada en noviembre por un máximo de 200 millones de euros.
\“Agora temos uha data, que é o importante. Imos ver cómo acaba todo\”, repuso Arias. La decisión final, que debe tomar la comisión de Competencia, aún se demorará unos días después de la subasta, pero el sindicalista recordó que Alcoa puede desactivar la protesta antes si da por solucionado el problema eléctrico aunque sea de manera oficiosa.

La manifestación de Alcoa colapsa la ciudad durante casi tres horas

Te puede interesar