Flores confía en que la decisión para la Fábrica de Armas llegue “in extremis”

fábrica de armas
|

Continúa sin llegar la decisión de la Xunta sobre qué proyecto se hará con el control de la Fábrica de Armas. A pesar de que todas las partes apostaban a que Industria se pronunciaría al respecto el pasado martes, los días siguen pasando y los proyectos interesados en reabrir la fábrica de Pedralonga siguen sobre la mesa de San Caetano. Pasado el martes, la mirada de los implicados se mantiene puesta en el día de mañana, la fecha marcada en el calendario para iniciar el proceso de retrocesión de terrenos a Defensa.
Por ahora, no hay ninguna noticia y tanto Ayuntamiento, como las empresas implicadas y la parte social, siguen a la espera de que la Xunta \“deshoje la margarita\”, como explicaba ayer el portavoz del gobierno local, Julio Flores. El teniente de alcalde no se refirió a los plazos superados pero sí dijo que esperaba que la decisión final sirviera para elegir un proyecto \“con vocación de permanencia\”.
Preguntado por qué pasaría si llegado el día de mañana no hubiera ningún paso adelante por parte del Gobierno autonómico, Flores señaló que \“firmaría ganar este partido aunque fuera de penalti\”, y explicó que confía en que la decisión política se produzca antes de que se agote el plazo para devolver los terrenos de Pedralonga al ministerio.

movimiento "inteligente"
Sobre el pacto alcanzado el pasado lunes entre el grupo del Instituto de Formación Financiera y Empresarial (IFFE) y los últimos trabajadores despedidos de la planta, el portavoz municipal señaló que le parecía un movimiento \“muy inteligente\”.
\“Cada parte hace sus movimientos\”, dijo Flores, y recordó que hay otro proyecto, además del de IFFE, que la Xunta tiene que valorar antes de tomar una decisión. Este \“movimiento\” de la parte social y uno de los grupos inversores interesados no tenía más motivo que dar un toque de atención a los responsables políticos y urgirles a la toma de una decisión que ponga fin a un conflicto que se ocasionó en el mes de febrero con el anuncio del cierre de la fábrica por parte de General Dynamics.
Con este pacto, ambas partes mostraron su compromiso para unir esfuerzos en conseguir un plan de acción común para la fábrica de Pedralonga, eso sí, dijeron desde los dos lados: \“Sabiendo que se asumen muchos riesgos\”. El presidente del comité de empresa, Roberto Teixido, siempre ha mostrado que esta opción tiene sus dificultades pero confía en que el proyecto del grupo IFFE pueda garantizar el futuro que siempre ha defendido que tiene la planta coruñesa.
Por su parte, la CIG manifestó ayer que el plan elegido por la Xunta debería ser el que cuente \“coas garantías suficientes de estabilidade no emprego e permanencia no tempo, e poder recuperar a totalidade dos 172 traballadores despedidos\”. Desde el sindicato exigen, por tanto, a todas las administraciones implicadas que defiendan una solución real para la totalidad de la plantilla ya que, como explican, \“no caso de Coruña, desde o inicio a empresa só prevía o peche. Despedidos somos todos\”. n

Flores confía en que la decisión para la Fábrica de Armas llegue “in extremis”