Una cuestión de educación

|

que Monedero tiene pinta de ser más chulo que un ocho no lo discute nadie. Solo con escucharlo uno se da cuenta de que es de esos seres que se cree poseedor de la verdad y el resto de los mortales son unos imbéciles por no reconocerlo. Sin embargo, el pasado viernes estaba tan feliz a cuenta de la victoria de Pedro Sánchez (pensaría a lo peor que iba a lograr algún puestecito bien remunerado), que  se saltó a la torera cualquier norma de mínima cortesía para espetarle a Sáenz de Santamaría un “Me alegro que os vayáis” mientras la sujetaba por los hombros. Menos mal que la exvicepresidenta es más educada. FOTO: Monedero en estado puro | aec

Una cuestión de educación