Trump confiesa que es abstemio

|

POR EEUU se lleva más el bourbon que el licor café o el aguardiente de hierbas, pero a Trump no le va ninguna de las tres bebidas. Al menos, eso asegura él. “No he bebido ni una cerveza en mi vida”, jura y perjura para reforzar su condición de abstemio. “Es una de mis pocas virtudes. Si bebiese sería un desastre”, asegura. Desde luego, la leyenda de alguien que piensa con la entrepierna, como le ocurre al magnate –¡qué cuidado hay que tener para que no se bailen las letras y escribir mangante!–, se iría a pique si estuviese peneque todo el día, porque el instrumento de pensar estaría flácido las 24 horas. Y eso de que no sea un desastre... FOTO: trump brinda en una fiesta | aec

Trump confiesa que es abstemio