Las razones del retraso del cambio

|

Al final, la culpa de que Pedro Sánchez no se decida a destituir a Illa para que se pueda ir a pedir votos a Cataluña la tiene el coronavirus. Pero no es que lo haga porque la labor del ministro de Sanidad sea fundamental en Madrid. El motivo último es que no está claro que las elecciones catalanas se puedan celebrar el próximo 14 de febrero, tal y como está previsto (ya pasó con las vascas y las gallegas, que anduvieron bailando por el calendario) y lo que parece que no le apetece nada a Sánchez es hacer una crisis de Gobierno para que luego todo quede parado por un aplazamiento electoral. foto: Pedro Sánchez | efe

Las razones del retraso del cambio