Un divorcio que moverá millones

|

Las revistas del corazón y demás vísceras están ya afilando sus plumas ante la que se les viene encima. Suenan tambores de divorcio entre Kanye West y Kim Kardashian y, eso, supone la venta de muchos ejemplares. No deja de ser sorprendente cómo una mujer que saltó al estrellato por la filtración de un vídeo pornográfico haya sido capaz de montar toda una industria en torno a su figura y sus descomunales glúteos de la que, además, a estas alturas vive toda su familia, allegados, y unos cuantos primos lejanos. Este es el mundo en el que estamos. FOTO: La pareja en cuestión | aec 

Un divorcio que moverá millones