Un acto de pura propaganda

|

las vacunas contra el coronavirus ya están aquí. Por ahora son muy pocas dosis. Se podría decir que la cantidad recibida es simbólica, pero, al final, eso es lo que buscaba el Gobierno. De otro modo no se podría entender cómo han sido capaces de convertir en un acto de propaganda le entrada en España de los medicamentos. Un gran cartel en el que se podía leer “Gobierno de España”, cubría la minúscula caja en la que van buena parte de nuestras esperanzas de recuperar la normalidad. No la nueva, como nos anunció Sánchez, sino lo única y la real, la de siempre, que por eso es normalidad. FOTO: caja con vacunas | efe

Un acto de pura propaganda