El curioso caso del contagio selectivo

|

Desde Corea del Sur llega una de esas noticias, por una parte casi fantasiosas, con las que nos reafirmamos en que las medidas de seguridad sanitaria son algo más que un mensaje machacón con el que los gestores de la crisis cubren el expediente. Una mujer con coronavirus acudió a una cafetería –sin saber de su positivo– y contagió a otros 55 clientes que estuvieron en el local al mismo tiempo que ella. Sin embargo, los cuatro camareros, que llevaron mascarillas todo el tiempo y se lavaron las manos con frecuencia, no se infectaron. Que cada uno saque sus conclusiones. foto: un camarero, protegido | aec

El curioso caso del contagio selectivo