Uno que tiene un muy mal perder

|

Está claro que Donald Trump es de esos que tiene un mal perder. Más que malo, nefasto. A estas alturas todavía sigue presionando a todos los que puede para que busquen hasta debajo de las piedras votos que le puedan favorecer e intentar, de ese modo, aunque no se el más legal, mantenerse en la Casa Blanca. Es evidente que los norteamericanos decidieron que no querían seguir bajo su mandato otros cuatro años, pero ni tan siquiera eso parece que pueda frenar las ansias de un presidente que puede pasar a la historia no solo como uno de los peores, sino también como uno de los menos populares y queridos. FOTO: Donald Trump | aec 

Uno que tiene un muy mal perder