No meterse por ahora en nuevos charcos

|

La más gallega de las ministras de Pedro Sánchez, Yolanda Díaz, y su jefe, Pablo Iglesias, andan últimamente enredando a cuenta de la renta vital mínima. Una idea que tiene quien la respalda y quien reniega de ella pero que consiste en garantizar que todos y cada uno de los españoles tengan, por lo menos, un salario más o menos digno. Algunos expertos cuantifican la medida en unos 3.500 millones de euros, una cantidad nada despreciable si tenemos en cuenta la crisis en la que estamos embarcados. Sin embargo, las críticas que le llueven a los podemitas no lo son tanto por la implantación de esa renta, sino por el hecho de estar pensando en ella cuando todavía no han sido capaces de pagar a los ciudadanos que se han visto en un ERTE la cantidad que les corresponde por su trabajo. Vamos, que los acusan de poner el carro antes que los bueyes y les piden que primero solucionen los follones en los que andan, antes de buscarse nuevos charcos. FOTO: Yolanda díaz y pablo iglesias, mitineando | aec

No meterse por ahora en nuevos charcos