El llanto de uno y las risas de otro

|

SERGIO Ramos llora; acaban de partirle la cara. Lucas, del Atlético de Madrid, le ha reventado la nariz de una patada. Tiene suerte de que haya sido en un estadio, donde la atención es inmediata, y no el campo, saltando la tapia de un cortijo para ir a tentar unos toros, entretenimiento al que parecía destinado si no golpease con tanta destreza el balón y a los contrarios. Está desconsolado: “Me rompen la nariz y no pitan penalti”. Cristiano Ronaldo, autor del hit “como soy guapo, rico y un gran jugador me tienen envidia”, se parte de risa. Un tipo con nariz de boxeador nunca podrá arrebatarle título de sex bomb del Madrid. FOTO: sergio ramos | efe

El llanto de uno y las risas de otro