De los cuernos a la cornada de la suegra

|

LA localidad argentina de Salta tiene muchos hoteles, tantos como para que un marido infiel pueda elegir uno alejado de su casa para una aventura. Lo malo es que algunos de ellos pertenecen a la misma cadena, que alguna vez manda a una trabajadora de uno a otro para cubrir una baja. La enfermedad de una empleada propició que una compañera fuese a enviada a un establecimiento diferente del suyo habitual. En mala hora se produjo el traslado. El yerno de la mujer se plantó allí con su amante y no precisamente para tomar un café... ¡Pobre hombre!, soñaba con ponerle lo cuernos a su mujer y su suegra casi lo mata a cornadas. FOTO: una habitación de un hotel | aec

De los cuernos a la cornada de la suegra