Por la boca mueren el pez y Trump

|

PARA Trump un millón de dólares es lo mismo que catro patacóns para cualquier humano. Pero cuando uno piensa con la entrepierna, anda todo el día on fire y se le calienta hasta la lengua. Eso fue lo que le ocurrió con la senadora demócrata Elizabeth Warren. El magnate –¡qué cuidado hay que tener para que no se bailen las letras y escribir mangante– prometió que pagaría un millón de dólares a una ONG si ella demostraba su pasado indígena. Warren se sometió a una prueba genética que confirmó que su parentesco con Pocahontas se remonta a entre seis y diez generaciones. A aforar, por bocazas. FOTO: warren hace un gesto propio de referirse al tamaño de algo | aec

Por la boca mueren el pez y Trump