La retirada de un grande de la moda

|

Hubo un tiempo, antes incluso de que Zara fuera lo que ahora es, en el que el epicentro de la moda ya estuvo en Galicia. Eran decenas los nombres de modistos gallegos que surgían, cada uno con su estilo y uno de los que más fama alcanzó fue Adolfo Domínguez. Allá por los principios de los ochenta todo el mundo supo gracias a él que la arruga era bella y, además, nos ahorraba andar perdiendo el tiempo con la plancha. Ahora, el creador ha decidido dar un paso atrás y a sus setenta años cede la presidencia de su grupo a su hija Adriana. Él fue uno de los que marcó la época dorada del Feito en Galicia. FOTO: Adolfo domínguez | aec

La retirada de un grande de la moda