De la depresión a la euforia desatada

|

la selección española del fútbol es como el país, lo mismo se muestra simplona y no logra pasar del empate con Suiza, que se desmelena y le mete seis golazos a la siempre correosa Alemania. Y, detrás de la tele, los españolitos pasaron de la depresión por esta maldita pandemia, por los confinamientos, por la incertidumbre económica... pues, pasaron de eso, a la euforia desata, a sentirse ya (y de nuevo) campeones del mundo, a hablar de las gestas que vendrán... No hay término medio, pero, la verdad, es que casi es mejor que sea así. Ya bastante mal lo estamos pasando y una alegría siempre viene bien. FOTO: Celebración | efe

De la depresión a la euforia desatada